Servicios

Reestructuración Empresarial

E El mundo en la actualidad está sometido a un vertiginoso cambio económico, sociológico, tecnológico, legales y de competencia que obliga a las sociedades a adaptarse a los mismos, De su capacidad de adaptación dependerá el éxito o fracaso en su crecimiento y valoración.

Los procesos de reestructuración empresarial son contextos muy complejos que, provocadas o justificadas por circunstancias de índole económica, técnica, organizativa o de producción, conducen a la toma de decisiones empresariales de muy variado alcance, al igual que las causas justificadas y que tienen consecuencias sobre las relaciones laborales en la empresa.

Causas externas e internas

Externas

Categorizamos las causas como externas, es decir que escapan del control directo de la sociedad y las clasificamos de la siguiente manera:

  • Económicas: Cuando existe crecimiento económico no se observan los errores de gestión, se ganaba dinero y no hay conciencia del dinero que se dejaba de percibir. En períodos de crisis económica es cuando se observa y relumbra las fallas de la gestión.
  • Sociológicas: Son aquellos que produce cambios en los deleites y en los hábitos de consumo, las mismas pueden provocar pérdida de posicionamiento.
  • Legales: Las normas legales deben estar acorde a los nuevos tiempos, por lo tanto sufren cambios que pueden ser en materia fiscal, en política medioambiental, entre otros.
  • Tecnológicas. El torrente avance en la tecnología, urge a los societarios a actualizar sus productos.
  • Competitivas: Pérdida de posición en la competencia por producciones obsoletas, frente a la aparición de nuevos competidores que se adelantan en sus procesos de producción, ofertando nuevos productos adaptados a los nuevos tiempos.

Internas

Las causas internas son aquellas que dependen únicamente de nuestra capacidad de gestión que nos alertan a detectar ciertos peligros y tomar medidas oportunas. En el proceso de reestructuración, destacamos los siguientes:

  • Por incapacidad en el equipo gestor por no anticipar los diferentes cambios y evoluciones que afectan la gestión empresarial.
  • Es muy común la existencia de estructuras rígidas y burocráticas con poca flexibilidad en las sociedades,
  • Resistencia y dificultad para asumir los cambios.
  • Las causas externas conducen a que existan errores en el equipo gestor.
  • Falta de autocrítica y confianza ciega de que la situación económica no será recuperada.
  • No se tiene una respuesta ajustada sobre los cambios que sufren las preferencias del mercado.
  • La ausencia de controles contables y financieros no existen y por lo tanto no se cuentan con indicadores que alerten sobre la marcha de la sociedad.

Todos esos cambios y medidas las puede prever la sociedad anticipándose al futuro y comenzar a visualizar una reestructuración empresarial.

Proceso de reestructuración de la empresa

El proceso de reestructuración de la empresa debe pasar por diversas fases y tener en cuenta los siguientes componentes:

  • Elaborar un plan de posibilidades realista a corto plazo, con estimaciones en el flujo de caja, que sea utilizada como una hoja de ruta a lo largo del proceso. Esto es posible una vez detectada las causas.
  • Es necesario indagar sobre los costos de organización que se requieren.
  • Es importante la renovación del equipo gestor con capacidad suficiente para impulsar el proceso.
  • Se requiere adaptar la nómina a las capacidades de producción.
  • Adoptar medidas que incrementen la liquidez de la sociedad.
  • Se debe abandonar las líneas de negocios de escasa rentabilidades o insuficiente margen. Igualmente interrumpir las inversiones y controles de flujo de caja.
  • Averiguar sobre nuevas alternativas de producción y recortar los costos superfluos.
  • Priorizar el impacto en la gestión de caja frente al impacto de las cuentas de resultados, que es necesario en situaciones de crisis.
  • Cuando existan deudas, es muy importante la concertación para la renegociación de la misma.

Fases de reestructuración de una empresa

En la reestructuración de una empresa la duración del proceso puede llevar de uno a tres años dependiendo del tamaño y complejidad de la sociedad. A continuación presentamos las siguientes fases de reestructuración.

1) Fase de diagnóstico. El diagnóstico es aquella actividad que se lleva a cabo para conocer de primera mano, cuál es la situación de la empresa y sus principales obstáculos para lograr alcanzar sus objetivos. Es una de las herramientas más solicitadas y eficaces. Por medio de ellas podemos encontrar la raíz del problema, permitiendo poner todos los recursos necesarios para eliminarla y hacer que la sociedad mantenga o recupere el rumbo. Estos diagnósticos se realizan mediante metodologías específicas que permiten conocer todos esos detalles concretos de la compañía, por lo tanto es un instrumento necesario y recomendado.

2) Fase de tratamiento. Una vez identificado los puntos débiles de la empresa a través del diagnóstico, se procede a buscar la forma de tratarlos. Esta es una tarea larga y tediosa sobre todo si se encuentra la sociedad en una situación económica muy buena. Es el momento de abordar la oferta de productos y servicios, eliminar riesgos innecesarios, aumentar la productividad e incluso reducir la cartera de clientes.

3) Fase de Recuperación. Es un procedimiento de salvamento para las empresas. Una vez que comienza a crecer la sociedad de nuevo, podremos volver a buscar nuevos productos, servicios o mercados. Se debe adoptar mecanismos de control, revisión y gestión de riesgo para anticipar posibles contratiempos. De este modo se puede asegurar el futuro de la empresa.

Abogados expertos en Reestructuración Empresarial en Gijón

D

Desde nuestro despacho de abogados en Gijón, podrá contactar con nosotros las 24 horas, disponiendo de la posibilidad de comunicarse a través de videoconferencia si lo prefiere.

Nuestros expertos en Reestructuración Empresarial le asesorarán acerca de todo lo relacionado con su caso, ayudándole a solucionar de acuerdo a los procesos legales. Aquí tendrá un Abogado que esté dispuesto a comprometerse poniendo toda la experiencia que lo avala al servicio del cliente. Por otro lado, aunque usted no la vea, siempre hay una salida; nosotros sabemos dónde se encuentra la llave que la abre., nuestro despacho de abogados en Gijón le asesorará en todo momento. Le mostraremos todas las soluciones posibles a cada caso para que pueda escoger con total seguridad. Nuestros abogados especialistas en Reestructuración Empresarial relizaran un análisis de su documentación y aconsejándole en todo aquello que requiera, siempre teniendo como principal objetivo sus intereses.

Contacte ahora con nuestros abogados en Gijón y solicite más información sobre nuestros servicios.

Comparta esta información
25 años de experiencia
Somos un despacho de abogados que entiende su práctica desde las necesidades del cliente, actuando siempre con honestidad e independencia.
Consulta Online

1

Profesionalidad

Contar con los mejores profesionales es una de las mayores garantías de éxito. Conocimiento extenso de la materia para dar con las mejores soluciones.

2

Cercanía

Nuestros abogados ponen todos los medios técnicos y toda su actitud para poder estar siempre en contacto con sus clientes, sea cual sea su caso.

3

Transparencia

Mantenemos informados a nuestros clientes de todos los pasos que se vayan dando en el transcurso del proceso legal por el que han recurrido a nosotros.

4

Honestidad

Hablamos de forma clara, ética y honesta. Desde el primer contacto, nuestros clientes dispondrán de toda la información relevante para sus intereses.

Aclararemos sus dudas con un lenguaje sencillo. Contacto